El 16 de diciembre de 1908 nació en Anglès, en la provincia de Girona, España. Su padre, Rodrigo Varo y Zejalvo, era de origen andaluz y de profesión ingeniero hidráulico. Su madre, Ignacia Uranga y Begareche, provenía del País Vasco. Remedios era la segunda de tres hermanos; los dos varones, Rodrigo y Luis

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga llevó su nombre más popular, Remedios, debido a que su nacimiento vino a "remediar" a su madre la reciente pérdida de una de sus hijas. Tuvo una vida enfermiza con problemas cardiacos y mostró desde pequeña una natural inclinación por la pintura. En 1917 su familia se estableció en Madrid y después de una instrucción básica en colegios católicos, alentada por su padre, ingresó en 1924, a la edad de 15 años, en la Academia de San Fernando en Madrid. En 1930 participa en una exposición colectiva organizada por la Unión de Dibujantes de Madrid.

Al final de sus estudios, contrajo matrimonio con uno de sus compañeros de estudios, Gerardo Lizárraga, con quien partió a París, Francia, donde residió durante un año. A su retorno en 1932, se estableció en Barcelona, donde ejerció en compañía de su esposo el oficio de dibujante publicitario, y dos años más tarde se separa de él.

En 1935, expone dibujos en Madrid junto con Josep-Lluís Florit y entre sus pinturas se encuentra Composición. Conoció luego al pintor Esteban Francés, quien la introdujo al círculo surrealista de André Breton. Ese verano en Barcelona realizó diversos cadáveres exquisitos a base de collages, en colaboración con Óscar Domínguez, Esteban Francés y Marcel Jean. Una vez familiarizada con el movimiento surrealista, se integró al grupo logicofobista, que pretendía representar los estados mentales internos del alma, utilizando formas sugerentes de tales estados.6 Durante su colaboración con este grupo, Remedios Varo pintó L’Agent Double, obra que anticiparía su estilo personal.3

Durante la guerra civil española, quedó del lado republicano. También durante este período y en buena medida gracias a su activo soporte a los antifascistas, conoció al poeta Benjamin Péret, con quien estableció una relación amorosa, y partió por segunda vez a París, donde residiría hasta la invasión nazi.7 En esta ciudad conoce a André Breton, Max Ernst, Victor Brauner, Joan Miró, Wolfgang Paalen y Leonora Carrington. En 1937 participa en la Exposición Internacional del Surrealismo en Tokio y su obra Le désir (1935) es reproducida en el número 10 de la revista surrealista de Francia Minotaure.